Blogia
libertadesantonia

Biografia de Chavela Vargas

 

 ¿por que sobre chavela vargas?

porque su voz desgarrada con la letra de sus canciones ,me transporta a Mexico y a los sueños por los que quiero seguir...

 

 

 

Viaje al bulevar de los sueños rotos
MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Musa de poetas y cineastas, Chavela Vargas plasma su modo particular de comprender el mundo en el libro ‘Y si quieren saber de mi pasado’, publicado por la editorial Aguilar. Narrado desde una primera persona sin florituras y recursos estilísticos, y con la ayuda de J.C Vales, Isabel Vargas Lizano, más conocida como Chavela Vargas, relata los pormenores de una biografía llena de parrandas, amores y personajes históricos que han marcado su trayectoria vital.

El libro, que evoca en todo momento la voz irónica e irrespetuosa de la cantante, comienza con la descripción del paraje que la vio crecer: la reserva natural de Nanciyanga, también llamada ‘Tierra de los Brujos’. Los chamanes de estas tierras han vivido allí desde tiempos inmemoriales y ellos fueron los que le salvaron la vida cuando era niña. Su relato, a veces tierno y otras despiadado, nos acerca a una Chavela que tuvo una infancia infeliz y sobre todo dura.

Su juventud, narrada a partir del segundo capítulo, titulado ‘Tiene usted una voz terrible’, también nos muestra los difíciles comienzos de esa artista, que en ningún momento renuncia a su pasado, a su sexualidad y a su libertad.

Pero quizá el capítulo más interesante sea el de ‘Malas Compañías’ en donde la autora describe, las noches de Pachanga, la bohemia artística y el compadreo con toda una saga de personajes que pudieran protagonizar biografías por sí solos: entre ellos citar al pintor Diego Rivera, su amada Frida Kahlo, el compositor José Alfredo Jiménez o toda una larga lista de anónimos cantantes o aspirantes “a” que frecuentaban las cantinas de México.

Sin embargo a Frida Kahlo, su amada, le dedica todo un capítulo: ‘Frida’. Así narra su fatídico accidente por el que pasó toda su vida postrada en una silla de ruedas sufriendo los dolores que le producían la barra de hierro del autobús que entró por su cadera izquierda y salió por el sexo, desgarrando su labio izquierdo: “Peritonitis aguda. Cistitis que requiere una sonda durante mucho tiempo”, decía el parte médico.

Después Chavela comienza a describir el fantástico universo de Frida Kahlo... “Lo único bueno que tengo—decía Frida—es que ya voy acostumbrándome a sufrir”. Partiendo de su primer encuentro y obviando el arte de Frida y su marido, La Vargas nos acerca a una figura surrealista, dulce, divertida, sensible, tierna, bromista y artista.

“Ellos —refiriéndose a Diego Rivera y Frida— entendían la vida y el mundo de otro modo, desde luego no eran gente común”, matiza Chavela.

Frida le enseñó a vivir a no temer a nada, a soportar el sufrimiento y a “tener personalidad”. Chavela confiesa que la amó y que ella le correspondía. Pero la autora de ‘Macorina’ o de otras canciones imborrables e inolvidables, no entra en detalles y guarda para sí los recuerdos más íntimos del amor que sintió por esta mujer. Los capítulos posteriores describen el ascenso “lento pero seguro” de Chavela Vargas, incluyendo enfrentamientos con discográficas y su breve paso por la televisión. “Mi primer disco serio —explica— fue ‘Noches de Bohemia, en 1960, con Antonio Bribiesca y el segundo tomaba el nombre de una canción de Cuco Sánchez: ‘Hacia la vida’”.

Pero concluye ya hacia el final del capítulo: “No puedo presumir de haber vendido muchísimos discos. No soy una artista del tirón, sino de la constancia (...) tuve mucha paciencia y el gran éxito me llegó tal vez demasiado tarde.

Una biografía para incondicionales y “curiosones” como dice Chavela, pero sin ahondar en ningún tema y a la quel le faltan detalles, fechas, más personajes y más dosis de sabiduría que Chavela Vargas se guarda para sus noches en vela.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres